Saltar al contenido

El precio no es negociable

septiembre 3, 2020

El cliente que pide rebaja te va a pedir que le des más de lo que te pagó, es como una regla escrita, por eso el precio no es negociable, puedes ofrecer un bono adicional, un valor agregado a tu servicio o producto, pero no negocies el precio.

Siempre va a haber un cliente que te va a pedir rebaja, es normal, pero si cedes demasiado corres el riesgo de trabajar forzado y de mala gana, lo que incidirá en un servicio en el que no habrás dado el 100% de tú.

El cliente siempre quiere lo mejor y hay que darle lo mejor de nosotros, pero eso tiene un precio que no es negociable.

Esto se ve bastante en diseño de páginas web, cuando el cliente pide la cotización se le pasa un precio, que generalmente va a regatear, lo que hacemos y recomendamos es subirle un 2% o 3% al precio para que cuando se pida la rebaja podamos dar un descuento, de esta forma el que cotiza siente que le estamos rebajando el precio cuando realmente no es así.

La semana pasada visité a un cliente que me recomendaron, cuando le di el precio del trabajo éste me dijo que se lo habían pasado por debajo de lo que yo le estaba cotizando. Sinceramente no me extrañó, ya que en el mundo del diseño todos los clientes siempre tienen a un sobrino que es ingeniero en sistemas que se lo puede hacer hasta gratis. Le dije a este Sr. que ese era mi precio, que siempre va a haber alguien que trabaje por menos, pero el precio mío no era negociable.

Para calcular cuánto debes cobrar por un trabajo incluye todos tus costos de operación: Los indirectos como electricidad, internet, imágenes (si es que las compras) y el diseño o tu mano de obra, si no te lo aprueban quédate tranquilo, ese cliente no era para ti.

Trabajar barato sale caro

La necesidad hace que trabajemos en ocasiones muy barato, pero por experiencia te digo que cuando aceptas el ridículo precio que el cliente quiere pagar, trabajarás de mala gana y hasta corres el riesgo de que esa persona cuando termines no te pague, es de las cosas que me sucedieron al inicio.

Recuerdo muy bien, cuando comencé, me esmeraba tanto en mis diseños que sinceramente me molestaba cuando no me pagaban, esas personas se escondían, no contestaban el teléfono, no respondían a los Emails y por no tener un contrato por escrito tampoco tenía como recurrir legalmente.

En marketing debes tomar en cuenta los enlaces entrantes, el contenido del blog, la frecuencia para escribir en el blog, el contenido de la página web, comentarios en foros, enlaces en agregadores sociales y comentarios en blogs de temáticas a fines, y más recientemente integrar el blog con Facebook y Twitter (en España usan Tuenti), todo implica tiempo, tiempo para buscar los foros y blogs a fines, tiempo para buscar páginas de temáticas a fines para el intercambio de enlaces, Pago de la campaña Adwords (si el cliente decide hacerlo con Adwords) o compra de reseñas, enlaces y banners, puedes tardar hasta 2 semanas solo buscando los recursos y un mes completo para promocionar eficientemente y poder conseguir el objetivo de lograr un buen posicionamiento web en los buscadores.

Los resultados de una campaña de marketing bien estructurada para generar tráfico y aumentar las visitas en tu página web no son en vano, todo el esfuerzo tiene sus beneficios a corto plazo, generalmente a partir del segundo mes; por eso una campaña de marketing debe tener como base una contrato mínimo de 6 meses, en los cuales harás todas esas tareas manualmente.

En Marketing también se da el caso, de que las empresas quieren que sus páginas aparezcan en Google, quieren generar miles de visitas diarias, pero saben que hay mucho esfuerzo en ello y prefiere sub contratar, si la empresa es seria y verdaderamente está interesada en su crecimiento no pondrá objeciones en tu precio.

Con el tiempo he ido ganando experiencia, por lo que todo lo pongo por escrito, inclusive el precio, y la experiencia me ha dicho que el precio no es negociable.