[…] El verdadero problema lo tenemos cuando nuestra lista crece tanto que enviarlas desde Gmail, o nuestra cuenta resulta muy agotador, y aunque las ventas lo justifican perdemos valioso tiempo en el envío de estos mensajes de correo. […]

Responder