Saltar al contenido

Termina lo que empezaste

septiembre 5, 2020

Producto de circunstancias ajenas a nuestra voluntad dejamos pasar una oportunidad. Mentira, la dejaste pasar porque tienes la mala costumbre de dejar las cosas a medias, el problema es que entre más te acostumbres menos éxito lograrás.

Ninguna persona que actualmente triunfa ha empezado acostado en una cama, todos lo han hecho trabajando y sin poner excusas.

Hubo un tiempo en que renegar era parte de mi día diario, ¿por qué tal persona tiene esto o aquello?, ¿por qué el otro se viste bien y yo no?, ¿al otro no le falta nada y no es la mitad de responsable que yo?, bueno, simplemente no era mi tiempo; pero aparte de renegar todos los días siempre estaba trabajando.

Tampoco te voy a decir que soy millonario ni nada por el estilo, pero ahora tengo la suerte de trabajar desde mi casa, ahí tengo junto con mi esposa la oficina desde la cual opera nuestro negocio en conjunto, te cuento esto porque hace 7 años yo no pensé que fuera posible, no creí que salir de la “seguridad” de trabajar para otra persona pudiese tener beneficios adicionales.

Pero tampoco creas que tener un negocio es fácil, necesitas tener un carácter formado y la costumbre de empezar lo que terminaste.

Muchos Freelancers empiezan sus vidas empresariales dejando trabajos a medias, en ocasiones no realizan nada de lo que se les pide, pero llegan a una edad en que su nombre está tan sucio que no pueden conseguir clientes, y recurren a un trabajo “seguro” porque ahora tienen que mantener una familia y llegan los pensamientos ¿y si hubiera trabajado mejor?, ¿y si hubiera terminado aquel proyecto? ¿Si no le hubiera quedado mal a tanta gente, quizás no estuviera en esta situación? y no tardan los reclamos a Dios(aunque no crea): Yo no me merezco esta situación, soy una persona muy inteligente, si el gerente no sirve, lo que él hace lo hago mejor (¿te parecen conocidas esas palabras?).

A estas alturas quejarse no sirve de nada, porque nadie más que tus malas decisiones tienen la culpa de tu situación, recuerda que nadie te dijo que le quedaras mal a tanta gente, ahora te aguantas.

Todo empieza por un cambio

Empieza a hacer cambios en tu vida laboral, hazte un horario laboral en el que cumplas tus metas diarias, establece prioridades del día y termina la tarea prioritaria y continúa con la segunda, al final del día verás que ha terminado con más de lo que esperabas terminar.

Sigue ese patrón y llegado el fin de semana no tendrás actividades pendientes más que las del viernes o sábado quizás, de esta forma te conviertes en un constructor de un futuro exitoso.

Termina lo que empezaste, hazlo siempre, no te des por vencido, sigue adelante y lo más importante: no te arrepientas de tus decisiones, quizás en muchas decisiones que tomes te vas a equivocar, pero siempre es mejor tomar las riendas de tu vida y tomar decisiones que la cambien a mejor, que no tomarlas por el mero hecho de estar dentro del confort en el que te encuentras.

Sé que es duro leer este tipo de artículos, pero en ocasiones es necesario para hacernos entrar en razón, quien sabe, quizás estás leyendo este articulo por alguna razón oculta para mí, quizás en este momento es lo que necesitas para ser un empresario exitoso.